Quizás la locura sólo es sabiduría que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente decisión de volverse loca.

Heinrich Heine

El locutor

Imagina la bola de un árbol de navidad. Imagina que esa bola cae y se rompe en mil fragmentos al chocar contra el suelo. Imagina que un niño de cuatro años la recompone pegando los fragmentos lo mejor que sabe. Esa bola es la metáfora perfecta de la psique de nuestro locutor, ¡Pero no te preocupes! El es más feliz así… No quieres imaginar como era antes. Al menos ya casi no grita cuando duerme…

El Otro

Nadie, ni siquiera sus colegas, sabe si es real o es tan solo la representación de la cordura perdida del locutor. Lo que está claro es que es el único que ve que hay muchas cosas que no están bien en el mundo, lo que le ha acarreado un constante dolor de cabeza y varias úlceras (Que serían tan imaginarias como él, en caso de que no exista, pero duelen como si fueran de verdad). Su heroica lucha por imponer el sentido común en la emisora choca constantemente con la demencia de sus compañeros.

Sucesos

La reportera de sucesos podría considerarse una adicta al trabajo. Su trabajo es informar de las noticias más horripilantes y sangrientas de Zaragoza. Es, con diferencia, la trabajadora más alegre y pizpireta de Radio Valis, y posiblemente la más letal.

Deportes

Nuestra reportera de deportes es la contrapartida cínica y pasota de Sucesos. Todo cuanto la rodea es un misterio, principalmente porque pasa bastante de contestar a cualquier pregunta personal… o a cualquier pregunta a secas. Nunca se les ha visto a ella y a sucesos juntas. Si alguna vez coincidieran podría suponer el fin del mundo.

Jana Madeja

Compositora fallecida años ha que sigue sacando discos póstumos a día de hoy. También es una diseñadora web e ilustradora mundialmente reconocida que sigue trabajando incansablemente. Para que luego digan que estar muerto es una excusa para descansar… Putos vagos…

Nachete

Nuestro sufrido técnico de sonido. Cada vez que emitimos un programa amenaza con suicidarse, pero todavía no lo ha conseguido, que sepamos… Últimamente nos ha pedido unos muñecos que se parezcan a nosotros y unas agujas… ¡No sabia que le gustase tanto la costura!